El lavado de prendas de bebe es algo que se debe tener gran cuidado, debido a que están en contacto directo con su piel. Si bien es cierto que, durante los primeros meses, los bebes pueden desarrollar algunas irritaciones y dermatitis derivadas de bacterias, sustancias alérgicas, detergentes y telas, es necesario tomar en cuenta que el lavado de la ropa de bebe debe cumplir ciertas especificaciones, desde que está nueva para evitar problemas futuros,  

Lo más recomendable es evidentemente separar la ropa del bebé, de la del resto de la familia. Con esto se evita que haya contacto con baterías o patógenos que puedan eventualmente irritar la piel del bebe. Lavarla a mano o a maquina con jabón especial (neutro) es esencial. Si es posible, se debe utilizar un detergente con fórmula hipoalergénica, para el cuidado de pieles atópicas y propensas a desarrollar dermatitis.

En el caso de utilizar lavadora, se debe tener especial cuidado en programar ciclos para ropa delicada y centrifugado suave. No se debe utilizar más detergente de lo recomendado en el instructivo, y al final, hay que asegurarse que no queden restos de detergente entre las fibras de las telas. No se deben usar suavizantes de ropa ya que contienen perfumes que podrían ser alergénicos. Se recomienda tender a secar inmediatamente la ropa de bebe, para evitar que las telas se arruguen y guarden olores.